Uso de Cookies

Esta web utiliza cookies (pequeños archivos de información que se guardan en su navegador) para el funcionamiento de la web (necesarias). Puede consultar nuestra política de cookies y también nuestra política de privacidad . Puede aceptar las cookies, rechazarlas o ver más información pulsando en el botón correspondiente.

Rechazar Cookies Aceptar Cookies Más Información

Terapia Craneal en Recien Nacidos

tratamiento craneal
tratamiento craneal

Lo primero que debemos saber con respecto a la actuación de Fisioterapia en un recién nacido es que el momento del nacimiento es un punto de inflexión brutal en la vida de una persona, eso no hace falta ni decirlo. En cuanto nacemos empezamos a ser verdaderamente autónomos, tanto a nivel respiratorio, a nivel digestivo, a nivel sensitivo, etc, etc.

Todo este "Boom" de acontecimientos lo desencadenan distintos estímulos y uno de los más importantes, y en el que se basa parte de este Método, es el paso del niñ@ por el canal del parto. Al pasar por el canal del parto los huesos de la cabeza del niñ@ se solapan para que ese paso pueda producirse (debido a que la cabeza del niñ@ tiene mayor diámetro que la dilatación vaginal de la madre). Hoy en día este tipo de parto natural cada vez está menos presente y hay muchos casos de cesárea, nacimientos asistidos con forceps, utilización de anestesia epidural, etc, por lo que se condiciona bastante que se produzca correctamente este estímulo del paso por el canal del parto tan importante para algunas funciones básicas para el niñ@. Bien, pues este solapamiento de los huesos del cráneo, debido a que los recién nacidos tienen fontanelas, es uno de los estímulos más importantes en el desarrollo del sistema nervioso central del niñ@ y va a determinar una serie de acontecimientos en cascada como es el caso de la correcta respiración del niño, la correcta digestión, reflejos tan importantes como el de succión o deglución, etc, etc. En este punto es imprescindible recalcar que estas funciones también están condicionadas y se estimulan por otros mecanismos hormonales, neurológicos, etc, y que la alteración de un parto normal solo las condicionan en el tiempo, de manera que estas funciones se van a realizar con normalidad pero más tarde (y sobre todo más tarde de lo que la paciencia de unos padres tolera). Y aquí en este punto es cuando empezamos a entender algunos casos de “cólicos del lactante”, “dificultad del niñ@ para mamar”, “alteraciones en el sueño del recién nacido”, “dificultades respiratorias en algunos neonatos”, etc y que tarde o temprano desaparecen solas, a veces pasan días y otras meses (de ahí una de las razones tan importantes de la “cuarentena”, y es porque el neonato busca otros caminos para el desarrollo de estas funciones, y llegan, pero a veces un poco tarde).

En este campo es donde toma protagonismo la Terapia Craneal, pues con los recién nacidos se puede provocar a través de micromovimientos fasciales y craneales el mismo estímulo que si pasaran a través del canal del parto y así la cadena de acontecimientos que esto conlleva.

Esta terapia se está utilizando desde hace tiempo en nuestra consulta y está teniendo una aceptación inmensa por lo rápido que se obtienen los resultados.